Habilidades como cervecero: 8 pasos para mejorarlas

habilidades como cervecero

Como veremos en este listado, el aprendizaje cervecero es un proceso que no se detiene; existen ciertas cosas que siempre debes considerar para desarrollar y mejorar tus habilidades como cervecero, ya sean conocimientos sobre recetas, procesos o estilos; o entrenando todavía más tu paladar. Aquí ocho consejos para conseguirlo:  

 

  1. Prueba con las recetas

Como en la cocina, en el homebrewing las recetas pueden funcionar como una guía general sobre la cual se puede experimentar e ir definiendo un estilo propio. Para iniciar, no hay nada como guiarse por ellas, ya que siguiéndolas se minimizan los errores. Por definición, una receta es restrictiva.

Aprende a seguir una evaluando las cantidades de las maltas y programando cómo añadir el lúpulo, verificando la gravedad original y el amargor para el estilo deseado. Por otro lado, puedes tener tu propio método de maceración o fermentación, los cuales no variarán demasiado entre cada elaboración.    

 

  1. Ajústate a los números

Hay diversos métodos para calcular todo en la elaboración, y cada uno tiene sus particularidades y limitaciones. Sin importar cuál uses, debes estar dispuesto a evaluar la eficacia de tu sistema y formular mezclas de malta y lúpulo para alcanzar una gravedad del mosto de acuerdo al amargor deseado, así como para estimar el color o niveles de carbonatación.

La única manera de evaluar las recetas ajenas o determinar la propia es aprendiendo a calcular durante la elaboración, de modo que a la larga puedas leer la descripción de una cerveza y formular una aproximación. Lo ideal es que elijas cuidadosamente los cálculos de las recetas con los que más cómodo te sientas, para luego apropiártelos. 

 

  1. Conoce los estilos

Los estilos de cerveza sirven para informar a los consumidores sobre los productos. Su estudio es interesante desde un punto de vista histórico, pues así sabrás cómo han evolucionado y cómo se han esparcido por el mundo. Además, sirven para categorizar a la cerveza. Por si no sabías, demasiadas han fracasado por estar etiquetadas inapropiadamente.

Puede ser que con el tiempo apuestes por estilos experimentales que no correspondan necesariamente con los conocidos; pero, para comenzar, es importante saber reconocerlos y proponerse alcanzarlos. Esta es, sin duda, una de las habilidades como cervecero más útiles.

habilidades de maestro cervecero    

 

  1. Continúa aprendiendo sobre elaboración de cerveza

Considera que el aprendizaje es un proceso que no se detiene. Invierte en una biblioteca personal especializada en homebrewing, y haz que crezca constantemente. Un buen cervecero usa la información que conoce y la debate, ya sea sobre temas como la ventilación del mosto, el reposo de proteínas o el efecto en el sabor provocado por la decocción del mash. Esta es una de las habilidades como cervecero que siempre debes poner en práctica.

habilidades como cervecero    

 

  1. Aprende de los gigantes de la industria

A pesar de que algunos cerveceros vean a los grandes fabricantes de cerveza por encima del hombro, la realidad es que estos saben bastante de muchas cosas. Puedes obtener información útil de ellos sobre la elaboración o la distribución de la cerveza. Recuerda: hacerlo no significaría renunciar a tus ideales independientes.

habilidades como cervecero

Lee también: 7 infaltables libros sobre cómo hacer cerveza

 

  1. Entrena y pon a prueba tu paladar

Es difícil ser crítico con una cerveza propia, ya que, a fin de cuentas, la idea es que elabores la que deseas tomar; sin embargo, ser el juez más severo con tu propia cerveza es la clave para el éxito, aunque sea desalentador algunas veces. Un paladar entrenado te ayudará a establecer relaciones entre los ingredientes, procesos y sabores.

Hay muchas cosas que puedes aprender en libros, revistas o a partir de la experiencia propia, pero es aconsejable tomar cursos especializados organizados por profesionales, pues en ellos encontrarás formas para educar tu paladar y distinguir, por ejemplo, el diacetilo, la oxidación o el ácido isovalérico.    

 

  1. Experimenta con las materias primas 

Resulta esencial que conozcas cómo las diversas maltas, lúpulos o levaduras afectan el sabor, color o elaboración de una cerveza. Este conocimiento te ayudará a formular nuevas recetas o a modificar las conocidas. Probar con cada una de estas materias primas te permitirá descubrir, por ejemplo, cómo pueden ayudar a destacar ciertos sabores en tus cervezas.

   

 

  1. Procura ser consistente

Una de las grandes ventajas del homebrewing es la libertad que ofrece para hacer la cerveza que desees en el momento y del modo que elijas. Sin embargo, la constancia es importante, ya que aportará conocimientos esenciales para el futuro.

La idea es que elijas un estilo que te interese particularmente, para manejarlo como stock beer. El resto quedará en elaborar la misma cerveza las veces que sea necesario. Esto será un aprendizaje muy valioso, ya que te permitirá saber cómo determinados ingredientes y técnicas afectan durante la elaboración.

Fuente: Brew Your Own

habilidades como cervecero

No se puede copiar el contenido de este sitio.

Share via
Copy link