10 Tips para el embotellado de cerveza casera

embotellado de cerveza casera

Embotellar cerveza puede ser un proceso tedioso, por lo que bastantes cerveceros optan mejor por utilizar barriles. Muchos admiten que esta parte es su menos favorita de toda la elaboración; por eso, para tratar de ayudarte, te dejamos con 10 prácticos tips para el embotellado de cerveza casera:  

 

Inspeccionar las botellas antes de usarlas

Previo al embotellado de cerveza casera, revisar el fondo de las botellas a contraluz es fundamental para comprobar que no estén contaminadas. Estas tienden a presentar fisuras o acumular suciedad. Trata de escoger modelos pesados y nunca utilices corcholatas abre fácil.  

 

Quita las etiquetas con amoniaco

Si vas a utilizar botellas recicladas, remójalas una noche en una solución de agua y amoniaco. De esta manera podrás remover los residuos de las etiquetas muy fácilmente. Utiliza guantes y hazlo en un área con buena ventilación.

 

Utiliza agua a presión y un cepillo para limpiarlas

Las botellas recicladas suelen tener residuos en el fondo. Existen dispositivos que pueden quitar fácilmente el sedimento utilizando agua a presión y que se conectan al grifo de un lavabo. El resto puede ser eliminado con un cepillo. No olvides usar sanitizante para desinfectarlas.

embotellado de cerveza casera    

No embotelles directamente del fermentador

Pasa la cerveza del fermentador a una cubeta temporal a través de un sifón. No lo hagas bruscamente, pues el aire puede oxidar fácilmente tu cerveza. En este recipiente puedes añadir el azúcar para la carbonatación, así reducirás la cantidad de sedimento en las botellas.  

 

Usa agentes de clarificación antes del embotellado de cerveza casera

Como su nombre lo indica, estos ayudan a hacer más clara la cerveza y reducir el sedimento en las botellas y tienen que ser añadidos bastante antes del embotellado. Se recomienda hacerlo después de la fermentación, pero alrededor de una semana antes de pasar la cerveza a las botellas para dejar que se asienten.

Lee también: Lata o botella. ¿Qué es mejor para una cerveza?

 

Pesa el azúcar para la carbonatación

Evita la práctica de añadir ¾ de una traza. Los distintos azúcares varían en densidad, por eso es necesario calcular el peso exacto para tu nivel de carbonatación.  

 

Utiliza un buen colocador de corcholatas

Ocupar un colocador de corcholatas sin calidad puede traerte problemas. Invierte en uno confiable para asegurarte de que tus botellas quedarán bien cerradas.  

embotellado de cerveza casera    

¿Debo de utilizar corcholatas que absorben oxígeno?

Estas se han vuelto sumamente populares, pero ¿realmente sirven? Si no planeas guardar las cervezas durante un año o más, lo mejor es que uses corcholatas normales, pues el oxígeno que queda dentro es consumido por el azúcar para la carbonatación. Además, el CO2 producido durante la fermentación ayuda a proteger la cerveza.

embotellado de cerveza casera    

Llena las botellas hasta el borde

Las botellas necesitan la correcta cantidad de aire para que la carbonatación se lleve a cabo. Si estás usando un llenador de botellas tipo varita llénalas hasta el borde antes de quitarlo, así estarás dejando el espacio necesario.   

 

Guarda las botellas apropiadamente

Después de cerrarlas guárdalas en un lugar con la temperatura adecuada para la fermentación por al menos dos semanas. Luego cámbialas a un sitio fresco lejos de la luz. Cuando las vacíes, limpia bien las botellas y déjalas boca abajo para la siguiente ocasión.

Fuente: Beersmith

error: Content is protected !!