Los tipos de colocador de corcholatas

Embotellar suele ser tedioso para muchos, pero hay otros quienes verdaderamente lo disfrutan y hasta lo prefieren en lugar de embarrilar.

El proceso conlleva varios pasos: lavar las botellas, secarlas, transferir desde el fermentador, y, claro, colocar la corcholata. Para hacer esta última parte, existen varios instrumentos que aseguran que el líquido se mantenga dentro de la botella y no se arruine. A continuación, te dejamos con los distintos tipos de colocador de corcholatas que puedes añadir a tu equipo cervecero:

 

Casero

Este colocador de doble acción cuenta con dos palancas de resorte a cada lado del imán, el cual puede sostener una corcholata estándar de 26 mm. Solo hace falta ponerla en el imán, sostener las palancas en cada mano y empujar hacia abajo para asegurarla en la botella.

Aunque está hecho de plástico, el colocador casero es resistente, además de que es fácil de usar y muy barato.

Cabe mencionar que este solo funciona con algunos tipos de botellas, ya que la corcholata puede no quedar bien ajustada dependiendo de la boquilla, lo que provocaría un lento pero seguro escape del gas.

tipos de colocador de corcholatas

 

De mesa

El colocador de mesa se ajusta a cualquier tamaño de botella. Para poner la corcholata, solo es necesario poner la botella en la base y la corcholata en el imán; luego, hay que jalar la palanca hacia abajo y hacer presión para que la corcholata quede asegurada en la botella.

Este colocador es un poco más caro, pero significa una buena inversión para cualquier proyecto cervecero.

Una de sus más notables ventajas es que hace el trabajo el doble de rápido que uno casero, además de que es poco probable que alguna corcholata quede dañada.

tipos de colocador de corcholatas

Lee también: ¿Cómo quitar las etiquetas de las botellas de cerveza?

 

Profesional

El colocador profesional es probablemente la mejor apuesta para quienes suelen elaborar un volumen alto de cerveza.

Este funciona prácticamente igual que el anterior, aunque tiene algunos detalles que lo hacen más confiable. La posibilidad de atornillarlo a una superficie y una base antideslizante lo distinguen de cualquier otro. Por supuesto, este también cuenta con altura ajustable e imán para las corcholatas.

Este instrumento está diseñado para uso rudo, pero no es para nada complicado de usar. Y aunque se trata del más caro de los tipos de colocador de corcholatas, nunca estará de más contar con uno.

tipos de colocador de corcholatas

 

Botellas Ez Cap

Y claro, también puedes embotellar con las botellas Ez Cap, con las que solo hace falta asegurar la parte de acero con el cuello, girar la tapa y empujarla hacia la abertura de la botella.

 

La decisión de adquirir un colocador de corcholatas depende del presupuesto disponible y la cantidad de cerveza a elaborar. Si apenas estás por adentrarte en la cerveza artesanal, quizá te convenga uno casero; pero cuando tengas más experiencia deberías considerar alguna de las otras dos opciones.

Referencia: Beer Grains

Share via
Copy link
Powered by Social Snap