Tips para el embarrilado de cerveza en casa

embarrilado de cerveza en casa

Anteriormente, ya te habíamos dado todos los requerimientos para el embarrilado de cerveza en casa, un proceso que seguramente disfrutarás y con el que posiblemente te olvides del embotellado. Ahora, te dejamos con cuatro importantes tips para que el procedimiento sea más sencillo, y te otorgue los resultados que estás buscando:  

 

La elección de cerveza es sumamente importante para el embarrilado

Tener tu cerveza en barril te hará popular entre tus amigos cerveceros; por eso, escoger un estilo que pueda satisfacer el gusto general y el tuyo es una buena decisión.  

 

El equipo apropiado es la llave

Los barriles Cornelius son geniales para poder embarrilar tu cerveza, ya que su presentación de cinco galones es la ideal para un lote casero. Si ya tienes un tanque de CO2 con regulador junto con los barriles, solo necesitas unas mangueras, un par de conectores, y el dispensador para la cerveza. Si no tienes nada, puedes obtener todo el equipo por más o menos 3 mil pesos.  

 

La limpieza es muy importante

Cuando ya tengas todo el equipo, lo más importante es limpiarlo y sanitizarlo. Si bien la tarea de enjuagar y secar botellas de manera repetitiva quedará de lado, de igual manera tendrás que invertir algo de tiempo en la sanitización de tus barriles. Una manera efectiva de hacerlo es usar la solución Star San. Todos los materiales, incluidas las mangueras, deben pasar por este proceso para evitar algún tipo de contaminación.  

 

Sé paciente con la carbonatación en tu barril

La paciencia es clave para carbonatar la cerveza en un barril. Acelerar el proceso podría resultar en una cerveza sin la frescura que deseas. No llevar el registro de la presión en el barril también podría alterar el resultado final. En el embarrilado, añadir 30 libras de presión de CO2 es fundamental para hacer que las burbujas de gas hagan su trabajo.

embarrilado de cerveza en casa    

Mantenerlo frío

El frío hace que la cerveza absorba mejor la carbonatación, por eso se recomienda bastante refrigerar el barril una que vez que se la ha introducido la cerveza.  

 

Siempre checar si no hay fugas

Puedes presurizar el barril y luego poner agua con jabón en las articulaciones y conexiones para ver si existe algún tipo de filtración. Si encuentras una, estas son fáciles de arreglar con partes que no son tan caras.

Fuente: ECKraus

embarrilado de cerveza en casa
Share via
Copy link