Señales que indican que un lote de cerveza verdaderamente está arruinado

lote de cerveza arruinado

Hay muchas cosas que pueden salir mal con un lote de cerveza, desde problemas con la carbonatación hasta una contaminación por bacterias. Si bien desviarte de la ruta que te habías propuesto puede llevarte a obtener un mejor producto, en cualquier momento también puedes arruinarlo. Ya sea por contaminación o porque la fermentación no se llevó a cabo como debía, a continuación, te explicamos cómo saber que un lote de cerveza verdaderamente se ha echado a perder:  

 

Posible contaminación

Por supuesto, esta es una de las razones más usuales por las que se arruina un lote de cerveza. Aunque es fundamental tener mucho cuidado al momento de la elaboración y seguir todas las medidas de limpieza y sanitización, un descuido podría no arruinar del todo la bebida. Los accidentes suelen ocurrir, pero debes tener en cuenta que si algún agente extraño cayó en la cerveza, como agua contaminada o algún artículo, no debería haber problema si este es retirado rápidamente y los demás procesos se llevan a cabo correctamente.

Recuerda que los microorganismos liberados por la levadura actuarán matando todas las bacterias no deseadas, siempre y cuando se haya creado el ambiente apropiado con las porciones correctas. Es por eso que debes asumir un fracaso total cuando haya existido una leve contaminación. Sin embargo, cuando estés seguro de que el lote de cerveza ha sido comprometido, lo ideal es tirarla y empezar de nuevo.

lote de cerveza arruinado

Lee también: Tips para madurar y almacenar cerveza

 

Problemas con la fermentación

Una de las pesadillas de cualquier cervecero es que la fermentación de repente ya no siga su curso. Esto suele estar relacionado con los cambios de temperatura o por una levadura defectuosa. De cualquier modo, si esto ha ocurrido, hay algunas cosas que puedes intentar antes de definir tu lote de cerveza como arruinado.

El primer paso es esperar. Si no han pasado 14 días, la acción de la levadura todavía podría estar ocurriendo. Si nada sucede, intenta una fermentación secundaria. El acto de acumulación podría mover algo de la levadura y activar nuevamente la fermentación, sin tener que realizar alguna otra intervención. Si las lecturas finales de gravedad están dentro de un rango aceptable, y tienes la certeza de que la fermentación ha concluido, procede entonces con el embotallado.

La cerveza podría quedar más maltosa y con menos contenido alcohólico, pero esto no es necesariamente algo malo. Si nada de esto funciona, también puedes agregar más levadura. Esto suele ser efectivo si estás seguro de que la levadura original ha sido comprometida.

Al final, la única razón por la que verdaderamente deberías considerar tirar el lote de cerveza es si el sabor es desagradable. Recuerda: si no es lo que esperabas, de cualquier manera podría funcionar. Otros errores muy comunes van desde olvidar incluir algún ingrediente, no sellar el fermentador o dejar el sanitizante en el mismo.

lote de cerveza arruinado    

7 pasos para corregir una cerveza contaminada

  1. No entrar en pánico.
  2. No darse por vencido.
  3. No tirarla a menos de que estés seguro de que está contaminada.
  4. Esperar a que la carbonatación haya concluido. Si sabe raro, dale tiempo en la botella.
  5. Los pequeños errores no afectan demasiado.
  6. Dejar que la levadura haga su trabajo.
  7. Ten mucha, mucha paciencia.

Fuente: Kegerator

No se puede copiar el contenido de este sitio.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap