6 consejos para evitar contaminación en la cerveza

consejos para evitar contaminación en la cerveza

La contaminación de cerveza es una de las mayores pesadillas de los cerveceros caseros. Los sabores no deseados podrían tirar por la borda litros y litros de cerveza en los que has invertido mucho esfuerzo y recursos. Los resultados suelen ser desastrosos.

A menos que estés haciendo una cerveza sour (y todavía con esta), incluso un pequeño error u omisión podría echar a perder tu lote.

La buena noticia es que hay muchas maneras de evitar este tipo de problemas. Aunque a veces pueda ser todo un reto, los siguientes consejos para evitar contaminación en la cerveza te serán de mucha ayuda:

 

1. Limpia muy bien todo tu equipo

Desarrollar el hábito de limpiar tu equipo una vez que termines de usarlo es muy buena idea, sobre todo porque es cuando será más fácil hacerlo. Tratar de quitar la levadura u otros rastros sólidos más adelante puede ser sumamente complicado. Lo mismo pasa con las botellas, hay que limpiarlas una vez que sirvas la cerveza, así no tendrás que preocuparte por hacerlo durante el día del siguiente embotellado. Un cepillo para botellas hará el truco.

 

2. Sanitiza correctamente

Debido a que la cerveza tiene un menor contenido de alcohol comparado con el de otras bebidas, esta es más propensa a la contaminación. Por ello, una sanitización incorrecta generalmente resulta en la producción de ácido láctico debido a la presencia de bacterias y, ocasionalmente, levaduras salvajes.

Con esto en mente, debes sanitizar cualquier cosa que vaya a entrar en contacto con tu cerveza. Después de la limpieza, este proceso matará cualquier organismo vivo que haya quedado en la superficie de los equipos. Lo ideal es que uses sustancias específicamente para hacer cerveza, ya que los productos caseros podrían contener sustancias que pueden afectar distintos factores de tu creación, como la retención de la cabeza de espuma.

consejos para evitar contaminación en la cerveza

 

3. Hierve sin la tapa

Hervir el mosto es un paso muy importante, pues se eliminan ciertos químicos volátiles como el sulfuro de dimetilo (DMS), la mayoría subproductos el macerado y malteado. Un hervido de entre 60 y 90 minutos hace que estas sustancias se evaporen, de ahí la necesidad de dejar abierta la olla; de lo contrario, los químicos volverían al mosto dejando aromas y sabores no deseados.

consejos para evitar contaminación en la cerveza

 

4. No oxigenes el mosto caliente

Si bien las bacterias no pueden contaminar la cerveza cuando la temperatura es superior a los 60 °C, el mosto caliente queda susceptible a la oxidación, sobre todo cuando se está enfriando. Tu objetivo es mantener el mosto estático mientras bajas su temperatura a unos 26 °C. Si tardas demasiado, el DMS se continuará produciendo, lo que invariablemente traerá sabores no deseados.

consejos para evitar contaminación en la cerveza

 

5. Empieza la fermentación lo más pronto posible

Lanza la levadura activa al mosto cuanto antes. Lo que quieres es que este último llegue a la levadura antes de que tenga tiempo de hacerlo con otros microorganismos. Idealmente, debes comenzar a ver actividad de fermentación entres unas seis u ocho horas después de haber lanzado la levadura. Si estás usando levadura seca, asegúrate de no contaminarla al abrir el empaque con unas tijeras.

 

6. Almacena tu cerveza en lugares frescos y oscuros

Nunca está de más decirlo: la luz es uno de los peores enemigos de la cerveza, sobre todo si está fermentándose en un garrafón de vidrio.

Debes hacer lo mismo con tu cerveza embotellada. Además de la amenaza de la luz, el calor puede no solo promover una fermentación no deseada, sino incrementar la presión de CO2 y generar una explosión.

consejos para evitar contaminación en la cerveza

 

¡Ten en cuenta estos consejos para evitar contaminación en la cerveza y obtener justo la bebida que tenías pensada!

Fuentes: Beermisth
Beer Craftr

error: Content is protected !!
Share via
Copy link
Powered by Social Snap