El impacto de los tipos de agua en la elaboración de cerveza

tipos de agua en la elaboración de cerveza

Hablar de los tipos de agua en la elaboración de cerveza puede parecer algo obvio, pero hay un poco más sobre este tema que todo cervecero debe conocer. Por todos es sabido que el tipo de agua  afecta el sabor final de la cerveza, ya que es uno de los ingredientes más importantes del proceso; y entonces ¿cómo afectan los distintos tipos de agua en la elaboración de cerveza? Veamos.

 

 

Entendiendo los efectos de los diferentes tipos de agua en la elaboración de cerveza

El agua es esencial para la vida y también para la cerveza. Como uno de sus ingredientes, resulta importante conocer el impacto de los tipos de agua en la elaboración de cerveza y en su sabor final:

 

 

Agua destilada

El aguda destilada es aquella que ha sido hervida para remover las impurezas y condensada posteriormente de vuelta a su forma líquida. Aunque el agua completamente pura suena como algo ideal, usarla es una mala idea para la elaboración de cerveza todo grano, ya que este método depende de los minerales y azúcares contenidos en el agua para fermentar correctamente la levadura y crear el alcohol.

Hay quienes aseguran que usar agua destilada durante la elaboración de cerveza con extractos está bien porque los minerales removidos vuelven con los extractos de malta, lo que permite la fermentación de la levadura.

 

 

Agua purificada

El agua purificada disponible en botellas o garrafones representa una de las apuestas más seguras. Esta regularmente viene de un manantial, así que cuenta con los minerales necesarios para la fermentación de la levadura. La recomendación es comprar un garrafón para no desperdiciar tanto plástico durante la elaboración.

Lee también: Métodos de carbonatación para tu cerveza

 

 

Agua de la llave

En algunas ocasiones, los gobiernos suelen añadir cloro y otros químicos al agua de la llave para que los residentes pueden tener un acceso rápido y sencillo a ella. En México, esta opción no es nada recomendable, pero primero habría que hacer una investigación para determinar si es posible usar ese tipo de agua. Un análisis podría ser de ayuda para identificar su potabilidad y si cuenta con los minerales necesarios.

 

 

Agua de lluvia

Recolectar el agua de lluvia y usarla para la elaboración de cerveza suena como una forma de ayudar al planeta, pero quizá podría no ser una buena idea. Este tipo de agua se genera totalmente pura; sin embargo, su caída genera una recolección de partículas dañinas, como dióxido de carbono.

 

En suma, el agua purificada es la mejor opción para elaborar cerveza debido a su composición, calidad y certeza de la fuente.

Fuente: Beer Grains Supply Co

Esta entrada fue publicada en Brewing y etiquetada .
error: Content is protected !!