¿Cómo se utiliza un refractrómetro en la elaboración de cerveza?

refractómetro

Los refractómetros son usados ampliamente en la industria cervecera y vinícola para vigilar la fermentación, pero no son tan comunes entre cerveceros caseros. Este aparato mide el contenido de azúcar en una solución a través de la refracción de la luz; entre más azúcar haya, el índice de refracción será mayor. Su propósito es parecido al de un densímetro, pero su uso resulta más conveniente. Aunque parece complicado utilizarlo, solo basta manipularlo unas cuantas veces para entender con exactitud su funcionamiento.

 

¿Cómo funciona un refractómetro?

Se trata de un dispositivo óptico que, como un densímetro, mide la gravedad específica del mosto. Esto se logra mirando con el aparato una pequeña muestra del líquido.

Al ver agua pura en un vaso, por ejemplo, es posible notar que el líquido y el vidrio doblan de cierta manera la luz que pasa por ahí. Esto se llama refracción. La luz se refracta en distintos grados dependiendo de la sustancia.

Si se le agrega azúcar al gua, la luz se doblará aún más. Es así como el refractómetro pude medir el grado de refracción, lo que indica la cantidad de azúcar en la muestra. La mayoría de los refractómetros usan un prisma y una fuente de luz para iluminarla, aunque la luz natural suele bastar.

Casi todos los refractómetros miden en grados Brix, escala utilizada por los productores de vino; de cualquier manera, la escala del índice de refracción también es empleado por algunos. Ambas lecturas deben convertirse a la gravedad específica o grados Plato a través de una fórmula, ya que el mosto no tiene las mismas propiedades de reflexión que el agua con azúcar.

refractómetro

Lee también: Airlocks para hacer cerveza: ¿cómo funcionan?

 

Pasos para usarlo

  1. Calibrar el refractómetro con agua destilada. Colocar unas cuantas gotas en la bandeja y cerrarlo. Ver a través del dispositivo y girar la perilla de calibración hasta obtener la lectura 1.000.

  2. Tomar una muestra del mosto. Dejar que se enfríe a una temperatura de entre 29.4 y 20 °C.

  3. Colocar la muestra en la bandeja y cerrar el aparato.

  4. Mirar a través de este. Habrá una línea por donde pasa la luz, lo que corresponderá a la gravedad en la tabla.

  5. Quitar la muestra de la bandeja y dejarla secar.

  6. Si se va a tomar una lectura de gravedad final, es necesario hacer correcciones usando un calculador.

refractómetro

 

Ventajas

  • Solo se necesita una pequeñísima muestra del mosto, por lo que no hay desperdicio.

  • Está hecho de un material muy resistente.

  • Fácil y rápido de usar. 

 

Consejos

  • Para lecturas exactas, el refractómetro debe calibrarse con una muestra del mosto que ya tenga una gravedad específica. Esto se puede hacer mezclando una pequeña cantidad de extracto seco de malta con agua; después, hay que tomar una lectura con el refractómetro y también con el densímetro. Ambas lecturas se pueden ingresar en distintos softwares disponibles en línea.

  • Recalibrar constantemente para tener certeza de las lecturas.

  • Muchos refractómetros tienen un convertidor de temperatura automático, por lo que las muestras pueden tomarse directamente de la olla.

 

Fuentes: Homebrew Supply
Beersmith
New To Brew

error: Content is protected !!
Share via
Copy link
Powered by Social Snap