7 maneras de preparar el paladar para probar cervezas

preparar el paladar para probar cervezas

Una vez que se descubre que las cervezas son todo un terreno por explorar, donde los estilos y sabores cambian según cada botella, se puede adquirir un gusto mayor por ellas; sin embargo, para apreciar de la mejor manera posible sus componentes existen varios consejos que pueden ser de gran ayuda. Aquí te dejamos 7 maneras de preparar el paladar para probar cervezas:

 

  1. Comparar cervezas

Una técnica efectiva que permite destacar las diferencias sutiles de sabor que existen. Consiste en comparar dos cervezas del mismo estilo al mismo tiempo, ya que al pasar de una a otra se percibirán las variaciones que alteran ligeramente las papilas gustativas.

Hacerlo al mismo tiempo, es decir, bebiendo de dos botellas distintas intercaladamente es importante, ya que al hacerlo con días de diferencia será más difícil recordar con exactitud el sabor de una u otra. De esta manera podrá diferenciarse lo especiada de una, por ejemplo, o el cuerpo de otra.

 

  1. Dejar de fumar

Estudios recientes han demostrado que existen diferencias significativas en las papilas gustativas de un fumador en oposición al de uno que no fuma; una buena razón más para dejar de fumar, pues el alcance de las papilas disminuye considerablemente. Uno de los consejos más pertinentes para preparar el paladar para probar cervezas.

preparar el paladar para probar cervezas 

 

  1. “Probar” una cerveza sin beber demasiado

El gusto disminuye a medida en que se bebe de más. Esto quiere decir que es mejor intentar probar una cerveza antes de que este se vea afectado por el exceso de alcohol, y es que las papilas gustativas no pueden detectar tan bien ciertos sabores como cuando se está sobrio. Un consejo: beber mejores cervezas al inicio; sería una pena desperdiciar una botella ya entrada la noche.

 

  1. Amplía los referentes de sabores

Puesto que gran parte del desarrollo de un paladar está en la capacidad de vincular los sabores de una cerveza con alimentos específicos, es recomendable contar con una buena paleta de sabores reconocibles para no limitar las vinculaciones con los mismos tres cada vez que se quiere destacar alguno de una cerveza.

preparar el paladar para probar cervezas

 

Lee también: Sabores de la cerveza que pueden indicar algún problema

  1. Conocer todos los estilos e información

Como con la comida, la clave para probar cervezas radica en la variedad. Existen cerca de 100 variedades de cerveza, y muchos solo conocen dos o tres. Conociendo acerca de cada cerveza se puede conocer mucho mejor el vasto panorama de estilos y todo lo que encierran detrás.

Una buena recomendación es procurar un estilo distinto cada que se va de compras o de visita a un bar. Se puede comenzar aprendiendo los ingredientes claves de cada una que se pruebe, así como sus características y algo de su historia.

 

  1. Lleva una dieta baja en sal

Como ocurre con los cigarros, el uso excesivo de sal puede inhibir las papilas gustativas. Una dieta baja en sal puede ayudar a la sensibilidad de los gustos, de modo que hasta los alimentos simples adquieren un sabor más agradable. Con la cerveza podrán identificarse de mejor manera los sabores que la componen.

 

  1. Probar los ingredientes

Probar los lúpulos o las maltas mejorará drásticamente el reconocimiento que el paladar pueda hacer de los ingredientes una vez que han pasado por el proceso para elaborar cerveza. Evidentemente en los ingredientes crudos puede apreciarse de la mejor manera los sabores que después caracterizarán a uno u otro estilo.

Esperemos que esta guía para preparar el paladar para probar cervezas te sea de gran ayuda.

Fuente: Homebrew Academy

preparar el paladar para probar cervezas
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada .
Share via
Copy link
Powered by Social Snap