Monjes belgas volverán a hacer cerveza con recetas de hace 200 años

monjes belgas volverán a hacer cerveza

Aquellos quienes disfrutan de las reconocidas cervezas belgas pronto podrán deleitarse con las que se producirán gracias a unas recetas de 200 años de antigüedad recién descubiertas  en la abadía Grimbergen.

Monjes norbertinos descubrieron recientemente una colección de libros que casi fueron destruidos por incendios durante la Revolución Francesa. En estos encontraron detalles de cómo sus antepasados elaboraban cerveza, por última vez en 1798.

El nombre Grimbergen resultará familiar para los conocedores de la cerveza, y es que Carlsberg tienen la licencia para producir una llamada de la misma forma para los mercados internacionales.

Pero ahora, los monjes de la abadía, ubicada muy cerca de Bruselas, quieren volver a hacer la cerveza original. Para ello combinarán las tradiciones antiguas de los libros, algunas que datan del Siglo XII, con técnicas modernas para producir lotes de edición limitada.

Karel Stautemas, uno de los directores de la abadía, habló al respecto:

La cerveza siempre ha sido parte importante de la vida en la abadía, y estamos orgullosos de las que tenemos hoy. Hemos disfrutado bastante al leer sobre las antiguas tradiciones de elaboración, escritas en latín y holandés antiguo, y también hemos descubierto ingredientes para cervezas hechas hace siglos, los lúpulos que usaban y los tipos de barriles y botellas.

Los libros ya mencionados fueron salvados por los monjes, cuando la abadía fue destruida por un incendio por tercera vez.

Lee también: Arqueólogos encontraron evidencia de la primera cerveza elaborada en el Reino Unido

 

La microcervecería de Grimbergen se instalará dentro de la abadía, y tendrá un bar y un restaurante. La producción podría alcanzar los diez mil hectolitros, y se espera que abran al público en 2020.

Una de estas nuevas cervezas es la Grimbergen Triple D’Abbaye de edición limitada, madurada en barriles de whiskey por cinco meses, una técnica que también era utilizada en la cerveza belga de los 1500.

Esta tiene notas de vainilla, malta, y dulces y ahumados sabores provenientes del barril. Se trata de un cerveza especiada con un ABV de 10.8 por ciento.

Fuente: CNN

 

error: Content is protected !!