La historia de la microcervecería Mikkeller

Mikkeller

Mejor conocida por sus recetas que experimentan con ingredientes de todo tipo, así como por sus originales etiquetas y personajes, Mikkeller, fundada en Copenhague en el 2006, es una microcervecería más que comenzó por su amor a la cerveza y al trabajo en equipo. 

 

Cómo inició todo 

En el 2003, el joven danés Mikkel Borg Bjergsø consiguió un trabajo en un café local, con el cual descubrió su amor por las cervezas belgas tras probar algunas como la Chimay y Hoegaarden. Conforme su afición y curiosidad por la cerveza siguió creciendo, decidió fundar un club con algunos amigos, en el que se reunían en un pequeño sótano para degustar y calificar diferentes estilos.

Mikkeller

Más tarde, Bjergsø se desempeñó como profesor de física y matemáticas en una escuela en Copenhague. En sus recorridos de regreso a casa, solía detenerse en un pub local para tomar una cerveza; fue así que probó y se enamoró de una IPA de la cervecería danesa Brøckhouse, y se dio cuenta de que podría ahorrarse mucho dinero si pudiera elaborar una similar él mismo.

Bjergsø se reunió con su amigo de la infancia Kristian Keller para comenzar a trabajar en una serie de «experimentos de física» utilizando malta, lúpulo y levadura en las cocinas de sus casas. 

Su primer experimento fue un clon de la Brøckhouse IPA, la cual sirvieron en las reuniones de su club de cerveza y ganó una prueba a ciegas en una de las catas que hacían. Inspirados por esta victoria, y con el afán de compartir sus creaciones con más personas, los dos amigos comenzaron a diseñar sus propias recetas. Más tarde se inscribieron en un concurso de elaboración de cerveza casera en el Festival Nacional de la Cerveza de Dinamarca y regresaron a casa con varias medallas.

 

El despegue

En el 2005, mientras seguían con sus experimentos, el hermano gemelo de Bjergsø, Jeppe, abrió una tienda de cervezas en la ciudad, en la que comenzó a distribuir los productos del proyecto ahora llamado Mikkeller.

Un año más tarde, Bjergsø y Keller tuvieron su primer stand en el mismo festival en el que ganaron antes.

A principios del 2007, Keller dejó a Mikkeller para seguir una carrera como editor de una revista de música, mientras que Bjergsø se quedó solo para consumar su sueño de llevar a Mikkeller a otro nivel. En el 2010, dejó su empleo como profesor para dedicarse tiempo completo a la cervecería y abrir el Mikkeller Bar en Viktoriagade, en el barrio Vesterbro de Copenhague. 

Mikkeller

Una cervecería “gitana” y su gemelo malvado

Para cumplir con la demanda, Bjergsø y Keller implementaron un modelo de cervecería “gitana” o “fantasma”, lo que significa que no operaban una cervecería per se, sino que colaboraban ​​con otras microcervecerías para producir sus cervezas.

Una de estas es Evil Twin, una microcervecería con sede en Brooklyn propiedad de Jeppe. El hermano abrió su fábrica de cerveza cuatro años después de Mikkeller. Se trata una operación más pequeña, pero posicionada entre los conocedores. 

Lee también: BrewDog, la historia de una joven cervecería exitosa

 

Lo que caracteriza a la marca 

Su ascenso en el mundo cervecero internacional comenzó con la idea de agregar café de prensa francesa a una oatmeal stout. El resultado fue la «Beer Geek Breakfast«, votada como la stout número uno en el foro internacional de cerveza de Ratebeer.com. Este triunfo impulsó el éxito global de Mikkeller.

Mikkeller

La microcervecería busca hacer de la cerveza de calidad una alternativa seria al vino y al champán en los mejores restaurantes del mundo. La marca se distingue por sus constantes innovaciones y por explorar distintos estilos. Su compromiso con la utilización de las mejores materias primas disponibles continúa vigente.

Por esta razón es que sus son cervezas muy especiales. El uso de ingredientes como cerezas, vino Riesling, chile ancho y las frutas conocidas como yuzu demuestran su preocupación por innovar. También cuentan con cervezas añejadas en barricas de vino como la “Nelson Sauvignon”, la cual se madura en barricas exclusivas de Chardonnay. O la IPA libre de gluten llamada “I Wish”. 

En el 2012, se llevó a cabo la primera edición del Mikkeller Beer Celebration Copenhagen, considerado uno de los mejores festivales de cerveza artesanal del mundo.



Colaboraciones 

Mikkeller está involucrada en múltiples y divertido proyectos divertidos con personas talentosas e innovadoras y grandes marcas de la gastronomía y cultura popular.

Entre estas, destaca su participación con BrewDog para foros, pláticas, competencias e incluso la presentación del libro Mikkeller’s Book of Beer, escrito por Bjergsø y su esposa Pernille Pang.

Este año, Mikkeller y Burger King se unieron para crear la cerveza sin alcohol llamada “The King’s Cup”, disponible en los establecimientos de la franquicia en Suecia y Dinamarca.

Fuente: Mikkeller

Mikkeller
Share via
Copy link