El método de las tres ollas para hacer cerveza todo grano

El método de las tres ollas para hacer cerveza todo grano es claramente uno de los más populares, ya que es posible escoger el tamaño del lote, así como tener mayor flexibilidad con la temperatura del macerado y el diseño de la receta.

Sabemos que cambiar de un proceso de elaboración de cerveza a partir de extractos a uno todo grano requiere mayor planeación y equipo, pero lo cierto es que este último otorga mayor control sobre el resultado, además de que a la larga es menos costoso. 

 

Las tres ollas 

El método de las tres ollas para hacer cerveza todo grano consiste en mover el agua a lo largo del proceso por tres ollas, tal y como su nombre lo indica. Cada una se denomina de acuerdo a su función: 

 

Olla #1: Calentar el agua a la temperatura objetivo (hot liquor tank

Como su nombre lo indica, esta olla se utiliza para calentar el agua en varios puntos del proceso de preparación. 

 

Olla #2: Maceración y filtrado (mash

En esta olla, el grano triturado se mezcla con agua a aproximadamente 65.5 °C (150 ° F) para convertir los almidones en azúcar. La parte inferior tiene una pantalla de metal que le permite drenar el mosto una vez terminado el proceso, filtrando el grano al mismo tiempo.

 

Olla #3: Cocción o hervor (boil kettle

La tercer olla llevará a cabo la cocción del mosto, haciéndolo hervir por tiempo prolongado, y permitiendo que se evapore el agua para que se desprendan los compuestos que pueden generar sabores no deseados en la cerveza.  

Posteriormente, se agregarán los lúpulos que otorgarán el amargor y aromas al mosto.

Lee también: Cómo hacer cerveza artesanal: guía paso a paso

 

Proceso completo integrando las tres ollas

El método de las tres ollas para hacer cerveza quedaría de la siguiente forma:

  1. Calentar el agua para el macerado en la olla #1 y moler el grano. 


  2. Una vez que el agua esté a la temperatura correcta (generalmente 73.8 °C, para que el macerado se estabilice en los 65.5 °C), será momento de pasarla a la olla #2 para agregar en esta lentamente el grano. Dejar descansar el macerado durante una hora, aproximadamente. 


  3. Mientras tanto, calentar el agua de lavado en la olla #1. Esta se utilizará para lavar el grano después de filtrarlo (generalmente a 87.7 °C, para que al verterlo sobre el grano se estabilice en los 76.6 °C).


  4. Apagar el fuego y esperar a que el macerado esté listo. 


  5. Cuando el macerado haya descansado aproximadamente una hora, hay que drenar un cuarto o dos y volver a verterlos en la parte superior del macerado. Esto se hace para eliminar cualquier grano perdido que pueda haber pasado a través de la pantalla de metal durante el filtrado. 


  6. Drenar todo el líquido y pasarlo a la olla #3. Este proceso será exactamente igual que el de la elaboración con extracto. Llevar el mosto a ebullición, agregar los lúpulos según lo indicado en la receta, enfriar, y colocar la levadura. 


  7. El resto del proceso será igual: fermentar, embotellar o embarrilar y dejar madurar. 

 

El método de las tres ollas para hacer cerveza es solo una de las muchas soluciones diferentes de elaboración todo grano para cerveceros caseros. 

Fuente: Serious Eats

error: Content is protected !!
Share via
Copy link
Powered by Social Snap