¿Cuál es la mejor forma de guardar cerveza?

guardar cerveza

Una pregunta que se hace todo cervecero después de terminar el proceso de elaboración es: “¿en dónde la voy a guardar la cerveza?”. El refrigerador suele estar lleno siempre, entonces ¿dónde la guardamos por mientras si no pensamos tomarla todavía? La respuesta más sencilla es dejarla en una habitación oscura y fresca, pero no por mucho tiempo. A continuación te contamos más al respecto:  

 

¿Qué tan perecedera es la cerveza?

La mayoría de las cervezas son productos que se echan a perder rápidamente. Estas no pueden dejarse tanto tiempo cerradas, como el vino. Hay algunas excepciones, como el vino de cebada, el cual puede añejarse por mucho tiempo, pero la cerveza en general debe ser consumida después de unas cuantas semanas de haber sido elaborada para que no pierda calidad.  

 

La pasteurización como un método para poder guardar cerveza por más tiempo

Fue toda una revolución cuando Anheuser Busch comenzó a pasteurizar la cerveza en el Siglo XIX. Anteriormente, esta solo podía ser guardada por muy poco tiempo; la mayoría de las cervecerías transportaban su producto a distancias muy cortas, pues de otro modo se echaban a perder. Con la cerveza pasteurizada, la compañía pudo mandarla sitios más lejanos. Esto rápidamente se volvió un estándar en la industria. Irónicamente, otro invento de Anheuser Busch, los carros refrigerados, sirvió para no tener que pasteurizar la cerveza y aun así llevarla a otros lados.

   

¿Por qué no toda la cerveza está pasteurizada?

La pasteurización estabiliza la cerveza porque actúa matando microorganismos; sin embargo, en el proceso también se elimina a las bacterias de la levadura, llevándose prácticamente su esencia. Es por eso que una cerveza pasteurizada debe tomarse muy pronto, pues esta pierde el sabor rápidamente.

Lee también: 10 Tips para el embotellado de cerveza casera

 

 

Las ventajas y desventajas de la levadura viva

La cerveza sin pasteurizar contiene levadura suspendida en la misma. Es una parte fundamental del sabor y el riesgo por una infección de bacterias es nulo si se llevó a cabo una sanitización adecuada. La cerveza con levadura viva seguirá cambiado todavía embotellada. En la mayoría de los estilos, los cambios son muy sutiles, pero estos pueden ser captados si se presta la atención debida. Sin embargo, después de estar guardada unos meses, la cerveza pierde calidad.  

 

Luz y calor, los peores enemigos de la cerveza

Si bien una infección está fuera de nuestro control, sí podemos evitar la exposición a la luz y el calor al guardar cerveza. Además de propiciar el agrupamiento de bacterias, el calor puede dañar el sabor del producto. Los cerveceros lo utilizan para manipular temperaturas durante la elaboración para así obtener un sabor preciso. Es por eso que dejar una cerveza en un lugar muy caliente por unas horas puede alterar ese balance. La luz, por otro lado, arruina una cerveza en muy poco tiempo. Las botellas tipo ámbar pueden protegerla por un par de días si les pega la luz directa, mientras que las claras solo pueden hacerlo por unos cuantos minutos.

guardar cerveza    

La mejor manera de guardar cerveza

En suma, la cerveza debe quedarse en una habitación fría y oscura por poco tiempo, si es que no hay espacio en un refrigerador.

Fuente: The Spruce

guardar cerveza
No se puede copiar el contenido de este sitio.
Share via
Copy link