La historia del Oktoberfest

La fiesta bávara más popular y grande de Alemania y el mundo  se celebra siempre a finales de septiembre y principios de octubre en el centro de Múnich; una celebración anual que desde inicios del siglo XIX ha sido una parada obligada para los amantes de la cerveza. Te contamos sobre la historia del Oktoberfest y algunos datos propiamente cerveceros:  

 

Orígenes 

Este festival de la ciudad de Múnich tiene su origen en la boda del Príncipe Ludwig y la Princesa Teresa de Sajonia-Hildburghausen, llevada a cabo el 12 de octubre de 1810 en los campos frente a la puerta de la ciudad, renombrados por tal motivo como Theresienwiese, “Prado de Teresa”. En su ceremonia de clausura hubo una carrera de caballos que, al repetirse al año siguiente, dio origen a la tradición.

La repetición de esta celebración, cuya organización fue asumida por la ciudadanía de Múnich más adelante, también incorporó una feria agrícola; sin embargo, en nuestros días, dicho evento se realiza solo cada cuatro años. Por otro lado, desde mediados del siglo XX, las carreras de caballos fueron suspendidas.

Oktoberfest  

Desde sus orígenes, la fiesta ha ido ampliando sus días de celebración, por lo que se ha extendido hasta los largos y calurosos días de septiembre. También ha incorporado otras actividades ya tradicionales, como el desfile de inauguración, el arranque con la apertura del primer barril al grito de O ‘zapft is! y el servicio de cervezas en jarras de vidrio características, las Maß.

Desde finales del siglo antepasado, se sustituyeron las barracas por las carpas y a inicios del pasado fue inaugurada la Bräurosl, la carpa más grande con asientos de hasta para doce mil asistentes. En los últimos años, las modificaciones no han parado, como la rigurosa prohibición de fumar o la sustitución de barriles de madera por los de metal, recubiertos todavía del primer material para conservar su aspecto tradicional.

Lee también: Los 7 mejores festivales de cerveza del mundo

 

Datos cerveceros

  • A pesar de lo que muchos piensan, la cerveza no era el atractivo principal del Oktoberfest, ya que no fue introducida sino hasta 1818, y solo porque se decidió agregar cabinas de comida para los clientes.

 

  • Hasta el día de hoy, solo se sirve cerveza de estilo Märzen, caracterizada por su color cobre, perfil de lúpulo suave y un 5.5 a 6 % de ABV.

 

  • La cerveza es suministrada por el Club de Cerveceros de Múnich, el cual agrupa a las cervecerías Paulaner, Spaten, Löwenbräu, Augustiner-Bräu, Hofbräu München y Hacker-Pschorr, y es que, de acuerdo a las regulaciones del festival, las cervezas deben ser producidas dentro de los límites de la ciudad.

 

  • Durante las celebraciones del primer centenario del Oktoberfest, se rompió el récord al mayor número de litros servidos: 120,000. Este fue nuevamente fijado en el 2011 con 7.5 millones de litros.

 

  • Además de la Bräurosl, hoy en día hay más de 30 carpas en el festival, cada una con su propio ambiente.

 

  • Actualmente, muchas marcas y cervecerías alrededor del mundo, tanto industriales como artesanales, aprovechan para lanzar cervezas con el término de Oktoberfest, pese a que existe una discusión en torno a si los procesos y estilos se asemejan a las del festival.

Oktoberfest

Fuentes: Oktoberfest.net
Kegerator

Share via
Copy link